El salón es probablemente la estancia de la casa en la que más tiempo pasamos, en él nos socializamos, entretenemos, jugamos, miramos la televisión, etc., por lo que es fundamental que nos sintamos a gusto en este espacio. Por eso si estás pensando en reformar tu salón aquí te dejamos algunas ideas que puedes tener en cuenta para reformar tu salón.

Ampliarlo

Nada como un salón amplio para descansar y relajarte a tu gusto al llegar a casa. No obstante, si tienes una vivienda antigua, es probable que esté bastante compartimentada, y esto pueda provocar cierta sensación de agobio en la sala de estar. Si es tu caso, plantéate la opción de ampliar el salón a costa de derribar algún muro o estancia prescindible, agrandar las aberturas para así aprovechar el espacio muerto de armarios no utilizados. Eso sí, antes de emprender el proyecto, consulta a profesionales y presta especial atención a los muros de carga.

Darle una mano de pintura

Nunca subestimes el efecto que, a todos los niveles, puede llegar a producir una buena mano de pintura al reforma tu salón. Muchas veces no nos damos cuenta hasta que no vemos el resultado final. Una capa de pintura de un color bien elegido ilumina el espacio, oculta algunos defectos y contribuye a que el ambiente se vea más fresco y limpio. Si tienes problemas para decidir el color, opta por uno neutral que combine con todo.

Renovar el suelo

Cambiar el suelo, tanto de la casa en general como del salón en particular, por uno más moderno, suele ser casi siempre una buena opción, sobre todo si la vivienda tiene unos cuantos años y el actual suelo está parcialmente dañado o desgastado. Hoy en día, un suelo laminado, en su amplísima variedad, es una apuesta segura. Eso sí, si es posible, intenta hacer coincidir el suelo del salón con el del resto del hogar, ya que esto fomenta cierta consistencia, es visualmente más agradable y ayuda a que la casa se vea más grande.

Introducir algún elemento característico

Cada salón necesita tener alguna característica que lo haga especial tanto para ti como para potenciales compradores. Una pared de ladrillo visto, una viga de madera, un aparador antiguo, una atractiva lámpara de techo, una mesa auxiliar cuidadosamente escogida etc. Un elemento objetivamente atractivo que aporte valor añadido a la sala de estar te ayudará a conseguir el salón de tus sueños.

También puede interesarte este articulo; » Ideas para integrar cocina y salón»